Google+ No hay receta | Viviré
November 25, 2015 vivirenet

No hay receta

Durante esta época la búsqueda de recetas se pone de moda. Recetas para cocinar el pavo, para el pernil, para hacer coquito, etc. Sin embargo, en el marketing digital y, especialmente en medios sociales, son muchos los que andan en búsqueda permanente de una receta que los ayude a ser exitosos. La realidad es que no hay receta.

No hay receta, pero en eso se enfocan la mayoría de las publicaciones que se comparten en las redes. En Facebook, LinkedIn y Twitter abundan los “shares” de artículos con los supuestos ingredientes perfectos para obtener resultados en las redes. El enfoque siempre está en la optimización y hacen alusión a asuntos como:

  • La mejor hora para publicar
  • El día a la semana donde se recibe el mayor “engagement”
  • En Twitter publica entre 3 a 5 veces al día
  • Comenta sobre asuntos que estén sucediendo en la actualidad
  • Para Facebook publica 1 a dos actualizaciones por día. ¿O era por semana? ¿O era una vez cada día?

Esa información y la actitud que la acompaña dan la falsa impresión de que siguiendo la receta vas a ver resultados. Sin embargo, ignora muchos factores. Uno de los más importantes es la diferenciación, ¿cómo te haces notar si haces lo mismo que todo el mundo? Además, ¿es tu cliente igual que todos? La mejor estrategia es conocer bien a tus clientes y su comportamiento en la red.

Seth Godin hace alusión a este comportamiento usando la metáfora de “ducks in a row”, en donde las empresas o individuos buscan tener todas sus piezas en orden antes de actuar. Es la actitud del atajo o de tratar de optimizar cuando todavía no haz definido un mensaje o creado una historia. Me parece más efectivo llegar un mensaje original sin optimización que llevar un mensaje aburrido bien optimizado.

Durante el pasado H3 Conference tuve la oportunidad de atacar este tema junto con Juan Pablo Gutierrez de LAB787. Estábamos encargados de dar un taller sobre branding y, en las conversaciones previas, coincidimos en el problema de “la receta”. Pensábamos que la audiencia quería una respuesta final, una solución mágica, y lo que les llevamos fueron preguntas. 

“Gutigon” se concentró en la marca personal, retando a los participantes a contestar tres preguntas:

  • ¿Quién eres?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Por qué eso me debe importar a mi?

Durante el primer segmento presentamos esta serie de preguntas que deben asistir a crear una comunicación efectiva, ya sea en digital o en cualquier medio.

  • ¿Quiénes son tus clientes?
  • ¿Dónde están?
  • ¿Quién hace la compra?
  • ¿Quién toma le decisión?
  • ¿Quién la influye?
  • ¿Por qué empezaste el negocio o por qué la compañía para la que trabajas hace lo que hace?
  • ¿Por qué una personas nos debe escoger a nosotros?
  • ¿Quién es la competencia?
  • ¿Por qué tu negocio es diferente?
  • ¿Cómo haces para que tu compañía se destaque?
  • ¿Cómo ayudas a tu cliente a decidir?

Para contestarlas bien hay que auto-evaluarse, algo más complicado que seguir una lista de instrucciones. 

Buen provecho.

We would love to hear from you.

Contact Us Today!